Descubriendo Puebla, la ciudad de los ángeles

Dicen que la ciudad de Puebla fue construida por los mismos ángeles, algo que no dista mucho de la realidad, pues hablamos de una de las ciudades coloniales más cautivantes e inspiradoras de México, cuna de una de las cocinas más prodigiosas de la gastronomía mexicana, semillero de leyendas, historia, y arte barroco. Tiendas Info Mx te invita a recorrer la llamada Angelópolis a través de sus principales atractivos, seguro te enamorarás de ella.

Descubriendo Puebla, la ciudad de los ángeles

Fuente: Foto: Jiuguang Wang / CC BY-SA 2.0/ Flickr

Catedral de Puebla

La catedral de Puebla es el principal monumento arquitectónico del Centro Histórico de la ciudad. Fue construida entre los siglos XVI y XVII siguiendo el mismo modelo de la catedral metropolitana de la Ciudad de México.

En su fachada sobresale dos enormes torres que funcionan como campanarios, cuyas campanas , según cuenta la leyenda, fueron depositadas por ángeles ante las dificultades de los constructores para colocarlas en su sitio. 

Dentro de la catedral se pueden apreciar 14 columnas colosales de estilo dórico, además de numerosos altares dorados de orden corintio. En la decoración de la basílica destacan sus bellos ornamentos de plata, así como pinturas y murales barrocos de gran valor artístico, como la que decora la cúpula de la catedral. 

Palacio Municipal de Puebla

Este edificio se localiza a un costado de la catedral. Su arquitectura es definida como isabelina, con influencias de la arquitectura neoclásica y renacentista, de esta última se pueden apreciar numerosos detalles en la decoración interior. Entre sus principales atractivos se encuentra la Sala de Cabildos donde sesionan los funcionarios del Gobierno local. Dentro de esta misma sala se encuentra el documento original firmado por Isabel de Portugal, reina de España, en la que declara a Puebla “Ciudad de los Ángeles”.

Capilla del Rosario

La capilla del Rosario se encuentra alojada en una de las naves laterales del templo de Santo Domingo. La aparente austeridad que refleja la fachada de este templo, contrasta enormemente con el interior de su capilla, cuya ornamentación la ha llevado ser considerada la octava maravilla del mundo y una de las máximas obras del arte barroco novohispano. 

Sobre sus paredes se puede apreciar el rostro de decenas de querubines y motivos florales; además, gran parte de las paredes y ornamentos se encuentran recubiertos por finas láminas de oro de 22 kilates, lo cual genera en los visitantes la impresión de entrar en una cámara repleta de tesoros.

Callejón de los Sapos

El Callejón de los Sapos es uno de las rincones más pintorescos de la ciudad de Puebla. Su nombre proviene de un hecho curioso; durante la época colonial, las aguas de un río cercano solían estancarse en las inmediaciones del callejón dando lugar a colonias de sapos que terminaron por bautizar el lugar. Hoy en día, el callejón es famoso por su atmósfera bohemia, ideal para disfrutar de sus cafés, bares y restaurantes. Todos los fines de semana el callejón se anima con un tianguis de antigüedades y artesanías además de la presencia de músicos callejeros. 

Calle de los Dulces

Si algo distingue a la gastronomía poblana son sus dulces tradicionales. La mayor parte de estos antojos son herencia de las cocinas conventuales, donde las monjas dedicaron más de cuatro siglos al perfeccionamiento de sus recetas. Y si se trata de probar los auténticos dulces poblanos, debes visitar la famosa Calle de los Dulces, donde encontrarás una gran cantidad de tiendas dedicadas a la venta de estos manjares barrocos entre los que destaca el rompope, las galletas con semillas de girasol, los borrachitos o los populares camotes poblanos.

Teatro Principal

Este hermoso teatro tiene 250 años de antigüedad y está catalogado como el más antiguo de América. Durante la época colonial llevaba el nombre de “Corral de Comedias” debido a que originalmente era un teatro improvisado para entretener a la sociedad poblana que carecía de espacios culturales como este. A lo largo de su historia fue visitado por personajes como Benito Juárez. El teatro aún está en funciones.

Casa del Alfeñique

Esta construcción es uno de los palacetes coloniales más bellos de la ciudad. Su construcción data del siglo XVIII y su nombre proviene de la similitud que guarda su fachada con el famoso dulce de origen español conocido como “alfeñique” . Actualmente es sede del Museo Regional y en su colección atesora códices prehispánicos, objetos emblemáticos de la Batalla de Puebla y una de las mejores representaciones del famoso vestido de China Poblana. 

Mercado El Parián

Y como las compras no podían faltar en un viaje así, nada mejor que el mercado El Parían, el lugar por excelencia en la ciudad de Puebla para adquirir las típicas artesanías poblanas en las que no puede faltar la cerámica de Talavera. Y si necesitas localizar los mejores centros comerciales de Puebla no te olvides de consultar nuestro directorio en línea.


Otros artículos interesantes

Arriba