5 consejos básicos para un maquillaje elegante y equilibrado

Todas sabemos lo difícil que es lograr el maquillaje perfecto; también muchas hemos sufrido y aprendido a través de la prueba y el error que supone no dar con los tonos adecuados para nuestro color de piel o, peor aún, llegamos a excedernos con la cantidad de maquillaje que nos aplicamos al punto de parecer como si nos hubiéramos colocado una máscara. Para que esto no te suceda más aquí te damos cinco consejos súper básicos con los que lograrás un maquillaje balanceado y elegante.

5 consejos básicos para un maquillaje elegante y equilibrado

Fuente: Foto por Aurora CuaCua/CC BY 2.0/Flickr

  1. Lo primero que debes de cuidar es la hidratación de tu rostro y limpiarlo de impurezas. Procura lavarlo con un jabón neutro diariamente cuando lo creas conveniente, aunque un par de veces al día debería ser suficiente. Después de lavarte aplica una crema hidratante o aceite de oliva, sí, leíste bien, este aceite es uno de los mejores hidratantes que hay y, además, tiene muchos otros usos cosméticos como los que te platicamos en este artículo.
  2. Después vamos con el corrector en las zonas donde se requiera cubrir imperfecciones. Aquí es muy importante que elijas aquel que cuadre más con tu tono de piel. Puedes asesorarte directamente en las tiendas de cosméticos con los vendedores para encontrar el que te vaya mejor.
  3. Aplica una base de maquillaje adecuada. Como regla general, esta debe ser ligera o traslúcida y que sea de larga duración. Recuerda que debes aplicarlo con brocha sobre frente, nariz y barbilla para que la aplicación sea de manera uniforme y delicada y ojo, siempre debes terminar de aplicar la base hasta el cuello, no en el mentón, para lograr un efecto de difuminado adecuado.
  4. Posteriormente usa el colorete para darle luminosidad a tu rostro. Aplícalo con una brocha desde los pómulos hacia la sien. Procura que sea una capa lo más ligera y suave posible para que logre el efecto deseado.
  5. Para darle un toque de elegancia a tus ojos utiliza sombras suaves sobre tus párpados para lograr un efecto de degradado en dirección a tus pestañas, las cuales puedes rizar y suavizar aplicando un poco de aceite de oliva. No olvides colocar el rímel desde la raíz hasta la punta de las pestañas para darles más personalidad.

Otros artículos interesantes

Arriba