6 cosas que puedes hacer al despertar para volverte exitoso

Todos queremos ser exitosos en lo que hacemos; no importa si eres CEO de una multinacional, cocinero, carpintero o ejecutiva de ventas, siempre estamos en busca de mejorar nuestras habilidades y cumplir nuestras metas u objetivos pero, ¿por qué algunos lo logran y otros no? 

6 cosas que puedes hacer al despertar para volverte exitoso

Fuente: Foto: Tina franklin/ CC BY 2.0/Flickr

La respuesta no es ningún secreto reservado para unos cuantos privilegiados, de hecho, es muy sencilla, y tiene que ver con los hábitos que tenemos en la mañana. En un artículo publicado por Jennifer Cohen en la revista Forbes, existen cinco cosas que, de acuerdo a su experiencia en materia de salud física y mental, la gente exitosa lleva a cabo al iniciar el día y son estas:

Levántate temprano

Tanto líderes, políticos, como escritores consagrados y dueños de empresas exitosas, suelen despertarse muy temprano para comenzar sus actividades diarias. Esto no significa que lo primero que hagan sea ponerse a trabajar como locos para hacer crecer sus imperios o corporaciones, pero si para dedicarlos a sí mismos y su bienestar físico y mental. 

El mismo artículo cita un estudio realizado por la revista Inc Magazine, en donde se señala que despertarse temprano te vuelve más productivo y proactivo, ya que no sólo tendrás más tiempo para completar tus tareas diarias sino para tu propio esparcimiento y relajación.  La mayoría de los CEO más prominentes de los últimos tiempos entre los que destacan Steve Jobs (Apple), Tim Armstrong (AOL), Paul English (Kayak), tienen en común sus hábitos madrugadores, entre las 4 am y 6 am. Tal vez el dicho: “al que madruga Dios lo ayuda” sea más cierto de lo que creíamos.

Ejercítate

La primera actividad que la mayoría de las personas exitosas realizan al despertar es ejercitarse. Desde salir a correr, hasta practicar yoga o una rutina en el gimnasio, no sólo te ayudan a mantenerte en forma, también reactivan tu cerebro por las mañanas, lo vuelven más ágil y disciplinado. Te sentirás con más energía para enfrentar el resto del día y los problemas o pendientes que tengas por delante los solucionarás sin tanto estrés, pues tu enfoque será más competitivo que derrotista.

Organízate

El orden siempre conlleva progreso mientras que el caos genera incertidumbre. Si no tienes bien definidas las actividades que realizarás durante el día en orden de importancia y prioridad, es posible que dejes incompletas o de lado muchas tareas que se convertirán en un dolor de cabeza durante los días siguientes. 

Procura tener una agenda en donde organices tus actividades diarias, así serás más eficiente y la presión no hará mella en ti. Por ejemplo, una buena parte de los dueños y directores de empresas exitosas, suelen dedicar al menos media hora de la mañana para coordinar sus actividades, enviar correos electrónicos y reflexionar las decisiones importantes que harán durante el día, pues durante la mañana la mente está más despejada y relajada.

Visualiza

Otra de los hábitos que atraen el éxito es la visualización del día a día. Date unos minutos en la mañana para cerrar los ojos y proyectar en tu mente el día que quieres tener, piensa en todo lo positivo que te espera e imagina tu éxito. Los ejercicios de meditación también son una excelente herramienta para desintoxicar la mente y refrescarla con nuevas ideas y pensamientos de bienestar.

Desayuna saludable

Mente sana en cuerpo sano. Así es como trabajamos mejor y la dieta es una parte fundamental para explotar al máximo nuestras capacidades. Procura alimentos bajos en grasas pero ricos en vitaminas, proteínas y carbohidratos saludables como las semillas y los cereales, ya que será el primer alimento que le darás a tu cuerpo después de varias horas de vigilia. Si no desayunas o desayunas mal, tu cerebro no tendrá la suficiente glucosa para pensar adecuadamente y tomar decisiones sensatas, además de que te sentirás con sueño y sin energía.  

Empieza por lo más difícil

Al empezar el día estamos de mejor ánimo y con más energía, por eso, lo mejor es hacerle frente de inmediato a las actividades más pesadas o que requieren mayor esfuerzo de nuestra parte. De esta manera, te quitarás de encima la principal responsabilidad del día y el resto podrás tomártelo con más tranquilidad, reduciendo considerablemente la dosis de estrés que significaría postergar hasta el final las tareas más difíciles. 

Para llevar a cabo estos hábitos tan sólo es necesario que te levantes un poco más temprano de lo habitual y proponerte un cambio en tu vida.

Si te gustó este artículo, también puede interesarte cosas que haces antes de dormir y afectan tus horas de sueño o los 10 errores más comunes que cometemos en la cocina y seguimos repitiendo.


Otros artículos interesantes

Arriba