12 cosas que deberías saber si te gusta la cerveza

La cerveza es una de las bebidas más populares en el mundo. No hay país que no la consuma, pero como sucede en muchos casos, aún falta mucha cultura para apreciarla como se debe. Por eso, aquí te mostramos algunos datos interesantes de la cerveza que te harán saborearla de una manera distinta.

12 cosas que deberías saber si te gusta la cerveza

Fuente: Foto por regan76/CC BY 2.0/Flickr

1. Origen milenario

Se cree que los sumerios fueron los primeros en descubrir el proceso de fermentación de granos como la cebada hacia el año 3300 a.C.; según consta en la escritura cuneiforme tallada sobre tablas de arcilla de aquella época. El proceso era muy simple, sólo se dejaba fermentar pan dentro de tinajas con agua. 

Los egipcios heredaron este conocimiento y lo enriquecieron con el malteado del cereal en el año 3100 a.C. aunque está claro que la bebida resultante aún estaba lejos de parecerse a la cerveza actual.

2. La primera receta

El primer registro de una receta de cerveza le pertenece al Imperio Babilónico y se encontró en el Código Hammurabi. Los babilonios lograron perfeccionar el sistema de fermentación de los sumerios llegando a producir hasta 20 variedades de cerveza. 

3. La revolución de la cerveza

Después de popularizarse en el Imperio Romano y en los pueblos bárbaros de Europa,  la cerveza cobró nuevos bríos en la Edad Media dentro de los monasterios de Bélgica,  en donde los  monjes perfeccionaron los procesos y el sabor de la cerveza mediante la adición de lúpulo, un ingrediente que además de dar amargura, actúa como conservador.

4. Control de calidad

Podría decirse que el primer control de calidad que tuvo la cerveza fue establecido por  Guillermo IV de Baviera en el siglo XV. Mediante una ordenanza dictó que la cerveza pura solo debía contener cebada, lúpulo, agua y levadura. 

5. La revolución de la cerveza 

La revolución de la cerveza llegó con la Revolución Industrial. Primero, mediante la utilización de la máquina de vapor y, posteriormente, la incorporación de levadura de alta fermentación descubierta por Luis Pasteur. Esto permitió que los maestros cerveceros elaborarán una cerveza más limpia y clara como el caso de la cerveza checa Pilsen. A partir de este momento la producción de cerveza se masificó.

6. ¿Quién toma más cerveza?

Quizás pensabas que México era el mayor consumidor de cerveza en el mundo, y aunque sí es uno de los principales en América Latina, aún le falta mucho para ocupar el primer sitio que posee la República Checa. Pero si hablamos de productores de cerveza los primeros lugares se los lleva Alemania, China, Estados Unidos, Rusia y Gran Bretaña.

7. Súper alimento 

Beber cerveza con moderación tiene efectos benéficos para el organismo. Gracias a sus propiedades antioxidantes, previene algunas enfermedades degenerativas. De acuerdo con especialistas en nutrición, beber de 200 a 400 ml de cerveza al día ayuda en la prevención de infartos, reduce el riesgo de padecer Alzheimer y osteoporosis por sus aportes de silicio, retarda él proceso de envejecimiento y ayuda en el control de la diabetes.

8. La cerveza no es culpable de la obesidad 

Aunque muchos afirman que la cerveza es la causante del aumento de la barriga en los hombres, se trata de un mito. La cerveza por si misma tiene un bajo índice calórico: 200 ml contienen 90 kcal, mucho menos que un empaque de galletas, y si la cerveza es sin alcohol, esos mismos 200 ml aportan apenas 34 kcal. Pero eso sí, si todas las cervezas que no te tomaste en un mes, te las tomas en un día, seguramente tendrá un efecto nocivo en tu salud. 

9. La temperatura ideal 

Aunque muchos aseguran que una cerveza sabe mejor mientras más fría esté, lo cierto es que la temperatura correcta para apreciar todo el sabor de la cerveza es de 7 a 10 grados centígrados.

10. ¿Con o sin espuma?

Muchos caen en el error de creer que una cerveza bien servida debe tener la menor cantidad de espuma posible, pero la verdad es que una cerveza bien servida debe poseer una capa de espuma que al menos tenga 1 cm de grosor. Esto es porque la espuma libera dióxido de carbono que ayuda a percibir mejor los aromas de la cerveza al beberla, además, la espuma también protege a la cerveza de estar en contacto con el aire el cual ocasiona su oxidación y la pérdida de gas.

11. ¿En dónde se produce la mejor cerveza del mundo?

Los países europeos son famosos por sus grandes cervezas, no obstante, entre ellos destacan Bélgica y República Checa por su calidad excepcional. 

12. Cómo servir una cerveza correctamente

La manera adecuada de llevar la cerveza al tarro o vaso es inclinándolo entre 20 y 45 grados, procurando verter el liquido desde la mitad del vaso. A medida que el vaso se vaya llenando, se debe ir enderezando paulatinamente hasta quedar en una posición de 90 grados.


Otros artículos interesantes

Arriba