Por favor, no lo hagas: 10 errores comunes que cometemos en la cocina

La cocina es uno de los espacios más importantes de la casa, pero también uno de los sitios donde debemos poner mayor atención y cuidado. Toma nota de estos consejos para no descuidar su higiene.

Por favor, no lo hagas: 10 errores comunes que cometemos en la cocina

Fuente: Foto: Giovanni Collazo/CC BY 2.0/Flickr

Usar el mismo trapo para todo

Utilizar un mismo trapo para limpiar superficies, trases, secarse las manos o manipular alimentos crudos conlleva un alto riesgo de contaminación cruzada. Esto quiere decir que un trapo de cocina es el receptor y transmisor perfecto de bacterias si se utiliza inadecuadamente. De hecho, un gran porcentaje de las enfermedades gastrointestinales se debe a que los platos y utensilios de cocina que ocupamos han sido contaminados al entrar en contacto con trapos sucios.

Picar en una misma tabla alimentos crudos y cocidos

Otro riesgo de contaminación cruzada es utilizar la misma tabla para picar o cortar ingredientes crudos de origen vegetal y animal simultáneamente. Por eso, en las cocinas profesionales existen tablas de diferentes colores según el tipo de ingredientes que se van a procesar.

Aunque a veces es complicado tener todo el equipo de una cocina profesional, procura tener al menos dos tablas disponibles: una para carnes y otra para vegetales. Ojo, no olvides lavar tu tabla perfectamente entre cada uso y desinfectarla con yodo.

Usar cuchillos con poco filo

Contrario a lo que muchos creen, un cuchillo sin filo es más peligroso que uno con buen filo. En primer lugar, un cuchillo sin filo requiere que pongamos más fuerza en el mango y al dificultar el corte aumenta las posibilidades de sufrir una herida. En cambio, un cuchillo con filo nos da mayor precisión y seguridad al realizar el corte de cualquier ingrediente sin el riesgo de que la navaja se vaya en otra dirección.

Además, en caso de un accidente, la herida provocada por un cuchillo mal afilado dañara mucho más la piel que un cuchillo afilado, pues el corte de este último será más fino  que el primero.

Usar mal el refrigerador

Uno de lo errores más comunes en las cocinas es el mal almacenamiento de alimentos en el refrigerador, algunas recomendaciones para evitar contaminación y malos olores son las siguientes:

  • Guardar los alimentos procesados en recipientes herméticos para evitar escurrimientos o mezcla de olores.
  • No guardes diferentes alimentos procesados en un mismo recipiente.
  • No refrigeres alimentos en latas abiertas o cerradas pues la humedad las oxida y contaminarán el alimentos.
  • Coloca los alimentos alimentos cocidos en los estantes superiores y los crudos en los inferiores, ya que el escurrimiento accidental de líquidos puede contaminar el resto de la comida.
  • Verifica que la temperatura de tu refrigerador se mantenga por debajo de los 2ºc.
  • No satures el refrigerador con comida, ya que afectará la optima circulación de aire frio y la conservación de los alimentos.

Descongelar y congelar de nuevo la carne cruda

Si descongelas la carne cruda deberás cocinarla de inmediato, ya que durante el descongelamiento, algunas bacterias patógenas se reproducen más rápidamente en los tejidos rotos causados por los cristales de hielo. Si congelas de nuevo esa carne te arriesgas a que cuando decidas comerla ya esté contaminada.

Usar mal el fuego de la estufa

Cuando cocines verifica que la flama sea totalmente azul. Si está entre azul y anaranjada, los alimentos tardarán más en calentarse y además es una señal de que estás gastando mucho gas debido a una fuga.

Juntar en la tarja los trastes sucios con los utensilios filosos

Lava por separado los utensilios filosos del resto de los trastes. Si lo haces al mismo tiempo te expones a una cortadura ya que corres el riesgo de que al meter la mano debajo del agua enjabonada no veas los cuchillos que están en el fondo.

Cocinar en ollas y sartenes de aluminio

Al calentarse, los recipientes de aluminio desprenden sustancias que causan toxemia en el organismo, lo cual da origen a diferentes enfermedades. Por ejemplo, si hierves agua en recipiente de aluminio se desprende hidróxido, cocinando huevos se produce fosfato, hirviendo carne, cloro. 

Utilizar  tablas y cucharas de madera

Debido a la porosidad y su alta capacidad para absorber humedad, los utensilios de madera pueden ser una fuente de contaminación bacteriana. Procura utilizar cucharas y recipientes de acero inoxidable y en el caso de las tablas escoge aquellas de polietileno. 

Vaciar el aceite usado en el desagüe 

Cuando utilices una gran cantidad de aceite para hacer frituras y demás, no lo deseches por el desagüe ya que tan sólo basta un litro de aceite para contaminar 1000 litros de agua. Para desechar el aceite espera a que enfríe y devuélvelo a la botella; ciérralo bien y colócalo junto al resto de la basura.


Otros artículos interesantes

Arriba