6 consejos para provechar el Buen Fin sin endeudarte en el intento

La llegada del famoso Buen Fin puede ser un arma de dos filos si no sabemos controlar nuestros gastos. Las tentación de aparentes “ofertas jugosas” lleva a muchos consumidores a hacer compras poco pensadas que más tarde se convierten en deudas que no se tenían contempladas, sobre todo si se trata del uso de tarjetas de crédito y gasto de dinero en efectivo que originalmente estaba destinado a obligaciones adquiridas con anterioridad. Para que esto no te suceda, en Tiendas Info Mx te damos algunos consejos que pueden ahorrarte la resaca económica después del Buen Fin.

6 consejos para provechar el Buen Fin sin endeudarte en el intento

Fuente: Foto: cortesía de ofertasbuenfin.mx

Planifica tus compras

Planificar las compras es una recomendación que parece muy obvia, sin embargo es el talón de Aquiles de la mayoría de los compradores durante el Buen Fin. Antes de ir al centro comercial o la tienda departamental, haz un listado de tus necesidades inmediatas, así le darás prioridad a aquellos productos que realmente hacen falta en tu casa. Al realizar este ejercicio, tomarás mayor conciencia sobre los gastos necesarios e innecesarios y hará que no muerdas el anzuelo con las primeras  ofertas de pantallas planas o consolas de videojuegos que se te crucen en el camino.

Compara precios anticipadamente

En ediciones previas del Buen Fin, la Profeco detectó prácticas anti éticas por parte de algunas tiendas que manipulaban o inflaban los precios en los días previos al Buen Fin, con la intención de hacerlos parecer rebajados el día de las ofertas. Por eso, es conveniente que verifiques los precios de los productos que te interesan directamente en las tiendas o en sus catálogos en internet con una o dos semanas de anticipación. Así no serás victima de ofertas falsas. 

Usa adecuadamente tu crédito

Otra de las recomendaciones que hacen los economistas para no endeudarte de más es tener control sobre el porcentaje del crédito que vas a utilizar. Como regla general, dicho porcentaje no debería rebasar el 30 % de tu ingreso mensual. También debes tomar en cuenta que sean mensualidades fijas sin intereses y, por supuesto, verificar si puedes cumplir con los pagos antes de la fecha límite de cada mensualidad para no generar cargos extras. 

Según la revista Forbes, si eres de los que suele pagar el mínimo de la tarjeta cada mes, permitiendo así que se te carguen los intereses, podrías terminar pagando tu deuda hasta en 15 años, en caso de haber optado por un plan inicial de 12 meses.

Es mejor en efectivo

Si puedes evitar el uso de tu tarjeta de crédito, mejor. Al pagar en efectivo o con tarjeta de débito liquidarás tu deuda de inmediato y podrás administrar mejor tu presupuesto restante, además de que te olvidarás del agobiante pago de mensualidades, al final de cuentas, se trata de que la vida del producto que adquiriste sea más duradera que el tiempo que necesitas para pagarlo. 

Pide y guarda tus comprobantes de pago

Es muy importante que guardes todos los tickets de compra en caso de que necesites hacer una reclamación por algún defecto de fábrica, o por cargos indebidos en el caso de las compras con tarjeta de crédito. Si notas alguna anomalía respecto al precio del producto, incluyendo publicidad engañosa, no dudes en contactar a la Procuraduría Federal del Consumidor o utilizar su aplicación para teléfonos móviles “Profeco en 30” con la cual puedes ingresar tu queja y recibir asistencia legal en 30 minutos. 

Ponte límites

Todos sabemos que el Buen Fin es una estrategia comercial para aprovechar el pago del aguinaldo que reciben los trabajadores cada fin de año; sin embargo, el saber que se tiene una cantidad superior a la usual en la cuenta bancaria puede hacer que nos confiemos a la hora de gastar. Lo más recomendable es que tan pronto como recibas el aguinaldo comiences a administrarlo dividiéndolo de acuerdo a tus deudas y necesidades, de esta manera te será más fácil tener un desglose detallado del presupuesto con el que cuentas.


Otros artículos interesantes

Arriba