Conoce las maravillas del Corredor de la Montaña

Ya no hay pretextos para no darse una escapada de fin de semana. Después de que conozcas los pueblos mágicos que forman parte del Corredor de la Montaña en el estado de Hidalgo, seguramente querrás volver a visitarlos más de dos veces. 

Conoce las maravillas del Corredor de la Montaña

Fuente: Foto: Plaza de Armas de Minreal del Chico por Kiev M,

Un viaje por estos pueblitos mineros es la terapia perfecta para olvidarse del estrés admirando hermosos paisajes montañosos, disfrutando la hospitalidad de sus habitantes y la deliciosa gastronomía regional que a más de uno hace chuparse los dedos. ¡Buen viaje!

Huasca de Ocampo

Si te atraen las historias de hadas y duendes, definitivamente tienes que visitar Huasca de Ocampo. Este pintoresco pueblo del estado de Hidalgo fue el primero en ser incluido en la ruta turística “Pueblos Mágicos” y no es para menos, ya que su encanto gira en torno a las numerosas historias y leyendas de duendes  que, en voz de los lugareños, habitan los bosques y ex haciendas de Huasca.

Además de sus leyendas, Huasca enamora con sus bellezas naturales, tales como los famosos Prismas Basálticos, la reserva Peña del Aire y los hermosos lagos azulados escondidos en medio de bosques encantados. Si además de esto buscas una experiencia gastronómica exquisita, no dejes de probar la especialidad del lugar: la trucha salmonada y, por supuesto, la famosa barbacoa estilo Hidalgo.

Real del Monte

Junto con Huasca de Ocampo, Real del Monte es parte de la ruta Corredor de la Montaña, la cual incluye un conjunto de hermosos pueblitos mineros enclavados en las montañas de Hidalgo. Lo que hace único a Real del Monte es su peculiar arquitectura de corte inglés, la cual se explica por los migrantes ingleses que llegaron a trabajar las minas de Real a principios del siglo XX. 

Real del Monte es perfecto si te gusta caminar, pues sus callejuelas empedradas invitan a perderse en un recorrido zigzagueante que desemboca en rincones mágicos. Si aún no has estado dentro de una mina, aquí podrás hacerlo, pues entre los tours que se ofrecen a los turistas está un paseo  por los laberintos subterráneos de las minas cercanas, así como una visita al famoso panteón inglés, donde las tumbas de los inmigrantes ingleses se encuentran orientadas hacia su país, a excepción de la misteriosa tumba de un payaso que se negó a mirar hacia Inglaterra aún fallecido. 

Por cierto, no te puedes ir de Real del Monte sin probar sus famosos pastes, el lunch inglés que se ha convertido en emblema de este pueblito minero.

Mineral del Chico

Mineral del Chico se encuentra en el corazón del parque nacional El Chico, considerada una de las reservas naturales protegidas más antiguas de México. 

Los alrededores del pueblo son perfectos si te gusta el ecoturismo, pues están tapizados por hermosos bosques de donde sobresalen espectaculares riscos y peñas escalables; también te encantarán sus cascadas, que dan origen a riachuelos de aguas cristalinas y senderos que despiertan la curiosidad de los excursionistas. 

Pero los tesoros de Mineral del Chico no terminan ahí, ya que bajo sus bosques aún existen vetas de plata de las que se pueden ver rastros en sus minas abandonadas, las cuales puedes recorrer con la ayuda de un guía local. 

El centro del pueblo es perfecto para dar una caminata y admirar su arquitectura coronada por la parroquia de la Purísima Concepción, la cual  data del siglo XVI y enmarca la pintoresca plaza de armas.

Tampoco se te puede escapar probar el delicioso pan tradicional y tomar una “tachuela”, nombre con el que se conoce a un licor herbal cuya receta es uno de los secretos mejor guardados de Mineral del Chico. Lo que sin duda llamará tu atención es la peculiar forma de servirse: acompañado de una galleta María.

Si te interesa conocer más acerca de la interesante y arriesgada labor de los mineros del Corredor de la Montaña, no dejes de visitar el Museo de la Minería, donde además podrás adquirir artesanías elaboradas con piedras y metales extraídos del corazón de la montaña.


Otros artículos interesantes

Arriba