Kiko´s, la cadena que hace honor al tradicional paste inglés hecho en México

La historia del paste en México, el lunch favorito de los mineros ingleses, se remonta al siglo XIX, época en la que las minas de Hidalgo se otorgaron en concesión a algunas compañías británicas que comenzaron su explotación. Para ello, trajeron a sus propios mineros desde Inglaterra, quienes importaron a México su propia cultura gastronómica.

Kiko´s, la cadena que hace honor al tradicional paste inglés hecho en México

Fuente: Foto: cortesía de vmexicoalmaximo.com

Desde sus orígenes, el paste surgió como una necesidad de los mineros para comer el lunch dentro de los túneles y proseguir su trabajo. La ventaja del paste es que al hornearse el mismo día, mantiene el calor durante algunas horas, lo cual les permitía a los trabajadores comer algo caliente sin abandonar la mina. El peculiar borde trenzado que caracteriza al paste tradicional también tenía una función, pues se ocupaba como agarradera para comer el paste sin ensuciar el resto del bocadillo; por esta razón el bode siempre se desechaba. 

Después de cancelarse la explotación minera en Hidalgo, uno de los sobrevivientes fue el paste, que rápidamente fue adoptado por los hidalguenses, quienes le dieron su propia interpretación agregando ingredientes mexicanos. Así, del tradicional paste inglés que se caracteriza por su relleno de papa con carne, surgieron variantes de pastes rellenos de pollo con mole, tinga, rajas con crema, atún, mermeladas, arroz con leche y hasta cajeta. 

El mejor sitio para probar los pastes tradicionales es el pueblo de Real del Monte, situado en la ruta turística del Corredor de la Montaña, pero si no tienes oportunidad de llegar hasta ahí y solo estás de paso por Hidalgo, la mejor opción es la cadena Pastes Kiko´s, de la cual hallarás numerosas sucursales sobre las autopistas y carreteras de Hidalgo, además de sus puntos de venta en la ciudad e Pachuca. ¡Buen provecho!


Otros artículos interesantes

Arriba