Las 7 grandes diferencias que dividen a hombres de mujeres al ir de compras

Podríamos decir que ir compras “es lo mismo pero no es lo mismo”. En esta peculiar contradicción está la diferencia entre hombres y mujeres al visitar una tienda o centro comercial. Un estudio reciente denominado “Men Buy, Women Shop” señala que, mientras los hombres perciben el ir de compras como una simple acción que hay que ejecutar, las mujeres lo asimilan como una experiencia más interactiva.

Las 7 grandes diferencias que dividen a hombres de mujeres al ir de compras

Fuente: Foto: Irina Slutsky/ CC BY 2.0/ Flickr

En Tiendas Info Mx nos dio curiosidad y decidimos ponernos a encontrar las diferencias más marcadas entre compradores de ambos sexos y aquí te presentamos nuestras conclusiones. ¿Tú que opinas?

El tiempo

¿Cuántas veces no hemos visto caras de hombres  aburridos esperando fuera de las tiendas a sus novias o esposas que llevan dentro más de una hora? Este es el claro ejemplo de la importancia que le dan las mujeres a las compras. A diferencia de los hombres, una mujer tarda más tiempo en decidir qué comprar; esto se debe a que una mujer le pone más atención a los detalles, especialmente cuando se trata de prendas.

Los detalles

Como mencionamos en el punto anterior, los detalles son algo importantísimo en la elección de compra de una mujer y ello provoca que pase más tiempo en la tienda. Para ellas, el más mínimo detalle es determinant; aunque ese detalle sea prácticamente imperceptible  para el ojo de un hombre, en ella puede significar negarse a realizar la compra. Por otro lado, los hombres son más concretos y específicos, lo cual repercute en el poco tiempo que pasan en una tienda, pues sólo se limitan a comprar lo que ya tienen en mente y nada más. 

El probador

Los probadores de ropa podrían ser el principal parámetro para medir la importancia de las compras tanto para hombres como para mujeres. Mientras ellas pueden probarse el mismo vestido hasta tres veces para decidir si es el adecuado o no, ellos lo utilizan en la mayoría de los casos sólo para comprobar que la prenda que eligieron es de la talla que necesitan. 

Los colores

Para una mujer es importante la elección de los colores, pues deben combinar con la bolsa, los zapatos y demás accesorios que pueda tener en casa. Por el contrario, los hombres ponen poca atención en este sentido, aunque esto no significa que no le den importancia a vestir bien; simplemente, para ellos no es demasiado problema si algo no combina al cien por ciento con el resto de su atuendo, pues le dan más prioridad a la comodidad. 

El ojo crítico

Cuando una mujer se prueba una prenda, se convierte en la crítica más despiadada de sí misma. Por más que su esposo o novio le digan que lo que se esta probando le sienta bien, es muy posible que ella encuentre algún detalle que no la convenza del todo y terminará eligiendo algo totalmente diferente a lo que quería inicialmente. Por otra parte, un hombre se da por satisfecho con encontrar lo que llevaba en mente mucho antes de llegar a la tienda.

El gasto

Este apartado se explica por sí solo y parece bastante obvio. Es cierto que las mujeres gastan más que los hombres, pero ojo, en muchas ocasiones, una mujer sabe administrar mejor su dinero y muy probablemente comprará más cosas con la misma cantidad con la que un hombre compra un solo artículo. 

Atención al cliente

Volviendo al estudio “Men Buy, Women Shop” del que hicimos mención en el comienzo de este artículo, señala que una de las diferencias más notorias entre hombres y mujeres al ir de compras está en la percepción que cada uno tiene de la atención al cliente. Por ejemplo, las mujeres valoran mucho la calidad de la atención que les puedan brindar los asistentes de la tienda y esto pasa por aspectos como ofrecerles diferentes colores, diseños, nuevos productos y asistirlas con alternativas que les puedan resultarles útiles o agradables. 

Sin embargo, los hombres prefieren que les asistan para encontrar la talla y el producto específico que necesitan sin demorar demasiado tiempo. Por lo general un hombre quedará satisfecho si el servicio es rápido y no pasa demasiado tiempo haciendo fila para pagar en caja.


Otros artículos interesantes

Arriba