6 datos curiosos que tal vez no conocías sobre las posadas

El mes de diciembre no sería el mismo sin sus tradicionales Posadas, la fiesta mexicana por excelencia en vísperas de la Navidad. Seguramente ya te vinieron a la mente los aromas del delicioso ponche, las luces de bengala, la colación, el canto de la letanía y, por supuesto, las coloridas piñatas. Pero ¿ alguna vez te preguntaste de dónde viene esta tradición? En Tiendas Info Mx te damos algunos datos que quizás no sabías acerca de estas fiestas decembrinas. 

6 datos curiosos que tal vez no conocías sobre las posadas

Fuente: Foto: drmtoiber/CC BY 2.O/Flickr

¿Por qué se llaman Posadas?

Como ya lo habrás deducido, se les llama Posadas porque son una remembranza del pasaje bíblico que narra el peregrinaje de San José y la Virgen María mientras huían de la persecución del rey Herodes para proteger al Niño Dios que estaba próximo a nacer, pues la intención de Herodes era aniquilar a todos los recién nacidos de Galilea. En esta huida, José y María buscaban quien les diera posada para descansar de su larga travesía.

¿Cuándo surgieron las Posadas?

Se cree que fue en el año de 1587 cuando comenzó la celebración de esta tradición en el convento de San Agustín Acolman, hoy parte del Estado de México. La iniciativa corrió a cargo de Fray Diego de Soria, director del convento quién pidió la autorización al Papa para llevar a cabo las llamadas Misas de Aguinaldo, en las que también comenzó a realizarse la puesta en escena de las populares Pastorelas.

De la iglesia a la casa

La Independencia de México trajo consigo muchos cambios respecto a la celebración de las Misas de Aguinaldo, ya que prácticamente fueron dejadas de lado en el calendario religioso. Fue entonces, cuando los feligreses comenzaron a organizarlas en sus propias casas dándoles el nombre de “Posadas”. Aunque las Posadas conservaron parte del espíritu religioso de las Misas de Aguinaldo, adquirieron un carácter más festivo y lúdico.

Origen de la piñata

Las Posadas no serían lo mismo sin las coloridas piñatas. Esta artesanía mexicana tiene sus antecedentes en diferentes acontecimientos históricos; uno de ellos nos remonta a los viajes que hizo el legendario comerciante Marco Polo a China, donde atestiguo una festividad en la que se rompía la imagen de un buey relleno con semillas para celebrar el Año Nuevo chino. Se cree que Marco Polo fue el encargado de introducir esta tradición en Europa, sobre todo en países como España.

Otras versiones señalan que en ciertas festividades mayas, se tenía por tradición intentar romper con los ojos vendados, una olla suspendida en el aire rellena de chocolate.

La piñata: un arma evangelizadora

La piñata tuvo un papel importante dentro de las técnicas evangelizadoras que utilizaron los misioneros españoles en la Nueva España. Se cree que para convertir a los indígenas al cristianismo, los frailes utilizaron símbolos como la piñata para hacer alusión a rituales en honor al dios de la guerra Huitzilopochtli reorientando la celebración hacia el contexto religioso cristiano.

Significados de la piñata

Aunque actualmente se elaboran piñatas de diferentes figuras, la piñata tradicional es aquella que nos hace recordar a una estrella. su decoración está cargada de significados religiosos; por ejemplo, los siete picos que sobresalen en su cuerpo representan los 7 pecados capitales, mientras que los colores brillantes que recubren toda la piñata es el símbolo de la tentación.

El hecho de romper la piñata con los ojos vendados, además de ser una de las partes más divertidas, es la representación de la fe ciega e inquebrantable para vencer al pecado, mientras que el relleno de fruta y dulces son los regalos del cielo por haber resistido y vencido las tentaciones del Diablo.

Ahora que ya sabes de donde vienen estas coloridas tradiciones mexicanas, te invitamos a seguir disfrutando de la temporada navideña con estas 5 opciones para divertirse durante el invierno y el Nacimiento más espectacular que conocerás en la Ciudad de México.


Otros artículos interesantes

Arriba