5 pozolerías que debes probar en la Ciudad de México

¿Quién se puede negar a un buen plato de pozole? Al menos, nosotros no. Este platillo, típico de nuestras fiestas, es uno de los iconos de la gastronomía mexicana por su rica variedad de ingredientes y su sabor inigualable. Sus antecedentes se remontan a la época prehispánica, en dónde se le consideraba un alimento ritual que, según algunas versiones, incluía carne humana. 

5 pozolerías que debes probar en la Ciudad de México

Fuente: Foto: Martha Silva/ CC BY-SA 2.0/Flickr

Sea como sea, el pozole hace salivar a más de uno en sus diferentes presentaciones; y si ya te estás imaginando ese “platazo” que te comerás el próximo fin de semana, aquí te recomendamos algunas de las mejores pozolerías de la Ciudad de México

Tía Calla

Sin duda, una de las mejores versiones de pozole es la estilo Guerrero y para probar la receta original no hay mejor lugar que Tía Calla. Esta pozolería tiene su origen en el pintoresco pueblito de Taxco, dentro de la cocina de una típica casa taxqueña que, como muchos negocios de comida mexicana, abrió sus puertas siendo una sencilla fondita. El sabor de sus pozoles pronto le dio fama y gracias a eso la Tía Calla abrió una sucursal en la Ciudad de México, frente al Parque de los Venados, a unos pasos de las oficinas de la Delegación Benito Juárez. 

De Tía Calla te recomendamos, por supuesto, el pozole estilo Guerrero, que por cierto, fiel a la receta, no lleva lechuga ni rábanos, así que mejor no insistas pidiendo estos ingredientes. Tampoco puedes dejar de probar las tostadas de pata, las enfrijoladas y las enchiladas. Ah, y en Cuaresma ofrecen un delicioso pozole de mariscos que te hará pedir otro plato.

Flor de Maíz

Flor de Maíz es una antojería que cuenta con varias sucursales en la ciudad. Además de sus deliciosas chalupas, flautas y enchiladas de mole, su pozole es uno de los más pedidos de la capital. Aquí el tamaño si importa y por eso tienen 4 medidas a escoger: mini, chico, grande y súper; todo dependiendo del antojo y apetito que traigas. Las variedades de pozole que ofrecen son verde y rojo con pollo, cerdo y uno más de camarón. 

La Casa de Toño

La Casa de Toño es una de las cadenas de antojitos más consentida por los capitalinos. Cualquier platillo que pruebes aquí es garantía de buen sabor, y el pozole no es la excepción. El que se sirve en La Casa de Toño es el pozole rojo, típico de Jalisco y otros estados norteños. Puedes pedirlo chico o grande, acompañado de maciza, cabeza, pollo o surtido. Este pozole va perfecto con las aguas frescas de la casa: de horchata y tamarindo. Y si para ti la comida no está completa sin el postre, no te pierdas los flanes horneados de cajeta o napolitano.

Los Tolucos

Los Tolucos se encuentran en la colonia Algarín, en la delegación Cuauhtémoc. Este restaurante se ha convertido en punto de peregrinación de muchos antojadizos por sus exquisitos pozoles verde y blanco estilo Guerrero. Pero no solo eso, son igual de ovacionadas sus carnitas, chamorros y tostadas; así que si no quieres quedarte con el antojo de probar varias de las especialidades de la casa, te sugerimos pedir de inicio un pozole chico o mediano para el arranque. Un último tip, no te olvides de cerrar tu menú con unas fresas con crema. 

Casa Licha

La Casa Licha tiene más de medio siglo especializándose en la preparación de pozole blanco y verde; pero también son expertos en otras delicias de la cocina guerrerense como la barbacoa de pollo, las tostadas chilapeñas, el mixiote de pollo o cerdo, el pollo en salpicón y el mole verde. Casa Licha cuenta con dos sucursales, una en la colonia Justo Sierra, delegación Iztapalapa, y la segunda a unos pasos del centro comercial Paseo Acoxpa, por los rumbos del sur de la Ciudad de México. 


Otros artículos interesantes

Arriba